publicidad superior
Visto 160 veces

Carlos Zerpa desnuda su archivo

kcjis

***La exposición inaugura el domingo en la galería Abra Caracas.

“ASOMBROSO… La sangre cristalizada de Carlos Zerpa se encuentra en ese estado desde 1950 d.C. y volvería a ser líquida únicamente en caso de que exista una completa paz mundial”. No son tubos rojos de laboratorio con muestras del plasma del artista de medios mixtos los que se exhiben entre las paredes de la galería Abra Caracas, en Los Galpones. Sin embargo, cada documento y obra que integra la exposición Archivo abierto: Carlos Zerpa, desnuda de tal modo sus intereses y vivencias que, al recorrerla fijando atención a los detalles, se puede pensar que se hace un paseo intravenoso por el legado de este creador de galaxias pop. La muestra, que reivindica el potencial artístico de los archivos, exhibe más de cien objetos que habían estado, hasta ahora,  conservados en cajas apiladas en la vivienda de Zerpa, y que no debieron esperar hasta un escenario de paz (como sugirió él en 1980 en uno de sus textos ahora rescatados) para dejar de invernar y recobrar su fluidez estética y conceptual. Con documentos y obras que datan desde 1969  hasta 1995, este archivo abierto llega para enfrentarse a los causes convulsos de un país que, en opinión del artista, no ha tenido como prioridad la memoria.

La iniciativa fue desarrollada en conjunto por los equipos de Abra y ArtEncontrado, quienes apuestan por la preservación de los archivos de arte conceptual en Venezuela, al tiempo que exploran el cruce que existe entre archivo y obra de arte, de acuerdo con Marialejandra Maza, Tamara Domínguez y Luis Romero.

Zerpa, quien integró la generación de pioneros del arte no convencional en Venezuela, asegura que en su juventud “era un obsesivo que guardaba todos los bocetos, cartas, documentos y fotografías de las performances o exposiciones que hacía”, a sabiendas de que aquello que para muchos no era considerado entonces como obra, sí contaba, para él, con un valor artístico en potencia. “El tiempo me dio la razón, y ahora vemos cómo los grandes museos del mundo hacen exposiciones de archivos”.

Practicante  del arte postal (un movimiento de envíos planetarios de correspondencias artísticas), Zerpa elaboró setenta números de La carpeta, un contenedor de información que repartió con sus conocidos en todo el globo, como si de un archivo  mundial se tratara, y del que ahora un ejemplar es develado con su contenido en la muestra.

1473891360753

Un collage elaborado por Zerpa a los 18 años, fotografías  de autores olvidados (que ahora esperan identificar con apoyo de la audiencia) donde se registran sus acciones de calle, notas y guiones que perpetúan sus performances, casi quince máscaras inspiradas en la lucha libre mexicana, cabezas intervenidas (como la Kalabala, cubierta por proyectiles y hecha para el disco Plomo revienta de Desorden Público), un autorretrato deteriorado, cartas, vídeos, afiches y hasta fotografías en blanco y negro capturadas por Zerpa en su adolescencia integran esta exposición que, de acuerdo con el artista, debería ser responsabilidad de un museo y no de una galería. Sólo así, dice, se podría asegurar la preservación de la memoria visual de Venezuela, evitar su natural deterioro y adelantarse a instituciones privadas de otros países que se han hecho del acervo artístico nacional. El propio Zerpa comenta haber entregado ya parte de sus catálogos a la Colección de Arte Latinoamericano del Museo de las Artes del Bronx, en Nueva York, pero insiste en que la mayoría de sus archivos se encuentra aún en su vivienda. “Yo había conversado con Sofía (Ímber) para entregarle casi todo a su museo. Menos mal no lo hice, porque dos semanas después la botaron por televisión”, recuerda. A su juicio, “los museos en Venezuela tienen 18 años de atraso, en los que el tema del archivo parece que no les ha interesado mucho a los responsables de resguardar la memoria del país“.

Después de esta exposición en Abra, se espera que las piezas exhibidas sean digitalizadas, y que luego se haga lo mismo con el resto del material que aún espera en las cajas de Zerpa, como algunas obras de arte sonoro y registros de instalaciones. “Esta es apenas una parte de lo que he guardado. Falta mucho por mostrar, pero al menos ya abrimos las cajas, ya empezamos a sacar recuerdos”.

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: http://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=28838

Comentarios estan cerrados


divisor 2

divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)