publicidad superior
Visto 179 veces

Construyendo una economía mundial innovadora, revitalizada, interconectada

china

***Venezuela es un país importante de América Latina y juega un papel importante en los asuntos tanto internacionales como regionales.

Entre el día 4 y 5 de septiembre, se celebró la  de Hangzhou del G20, donde se aprobó el Comunicado de Líderes del G20 de Hangzhou. G20, el primer mecanismo de gestión de la economía mundial con la participación equitativa de los países desarrollados y los en vías de desarrollo, se fundó para salvar la economía global de la crisis financiera estallada en el año 2008, encabezó su estabilización y recuperación. Durante los últimos ocho años, el G20 ha desempeñado un papel imprescindible para la gobernanza de la economía mundial, viene desarrollando cada vez más profundo y amplio su cooperación en las esferas. La convocatoria exitosa de la Cumbre de Hanzhou marcó el inicio de una nueva etapa de este mecanismo.

Los resultados fructíferos de la Cumbre de Hangzhou consisten en que se llegaron cinco consensos importantes relacionados con la economía global:

1. Indicar el rumbo de desarrollo con señales positivas. El G20 decidió implementar una política macroeconómica más integral a la luz de las condiciones de cada país, coordinando las políticas fiscales, monetarias y de reformas estructurales, a fin de enfrentar los desafíos actuales.

2. Innovar el modelo e infundir nueva fuerza al crecimiento económico. Las partes involucradas acordaron el Blueprint del Crecimiento impulsado por la Innovación, que considera como núcleo la innovación de la ciencia y la tecnología y alienta el compartimiento de los logros. Por eso, se busca un nuevo camino para la economía mundial en base de la reforma estructural.

3. Perfeccionar la gobernanza de la economía y reforzar la resistencia a los riesgos. El G20 decidió seguir impulsando las reformas sobre el régimen de cuotas y la estructura de gobernanza de los organismos financieros internacionales y reforzando la implementación de medidas de la reforma financiera. La Cumbre elaboró el plan de acción sobre la accesibilidad y eficiencia energética y la energía renovable, además de llegar a consensos en la profundización de anticorrupción.

4. Revitalizar los dos motores principales y construir una economía abierta. Se aprobó la Estrategia para el crecimiento del Comercio Internacional y los Principios Directrices de las Políticas de Inversión Global, de acuerdo con los cuales, se promueve la globalización económica por medio de los dos grandes motores traducidos en el comercio y la inversión internacional.

5. Promover la inclusión, cooperación y desarrollo interconectado. El G20 por primera vez formuló el plan de acción para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, comprometió facilitar la entrada en vigor pronta del Acuerdo de París, lanzó la Iniciativa sobre el Apoyo a la Industrialización en África y los Países Menos Desarrollados y avaló el lanzamiento de la Alianza de la Conectividad Mundial de Infraestructura dentro de este año.

Tal como el Excmo. Sr. Xi Jinping, Presidente de la República Popular , ratificó en la Cumbre, la Parte china está dispuesta y determinada a apoyar firmemente al G20 para que siga enfocándose en los desafíos más relevantes, más urgentes y más importantes de la economía mundial, fortalezca la coordinación de las políticas, perfeccione la construcción del mecanismo, ponga en práctica los acuerdos y encabece el crecimiento pujante, sostenible, equilibrado e inclusivo de la economía mundial. Es una meta compartida de todos tomar la Cumbre de Hangzhou como un nuevo punto de partida, extender los logros del G20 para beneficiar a todo el mundo y orientar el barco de la economía mundial hacia el mar más amplio.

Tanto América Latina como China son economías emergentes y países en vías de desarrollo, compartiendo similitudes en cuanto a las tareas, etapas y metas de desarrollo nacional. Las cooperaciones sino-latinoamericanas traen beneficios tangibles a ambos pueblos. En frente a la coyuntura complicada de la economía mundial, hace falta diseñar una nueva forma de cooperación sino-latinoamericana, caracterizada por convicción firme de innovación constante e interconección estrecha en forma abierta e inclusiva, para superar las dificultades y mantener el desarrollo estable, sano y sostenible de cooperaciones bilaterales. En los últimos años, China y Venezuela vienen profundizando la confianza mutua política, con desarrollos en las cooperaciones sustanciales y en el campo cultural. Hoy en día los dos países se enfrentan con la misma presión foránea que produce la nueva normalidad económica mundial, así como con las tareas de transformación del modelo económico doméstico. China considera a Venezuela como amigo sincero y socio importante, por ende, nunca cambia sus directrices de cooperación con el país bolivariano y está dispuesta a empujar con determinación hacia adelante las relaciones binacionales y cooperaciones económicas y comerciales junto con el Gobierno venezolano. Las cooperaciones entre ambas partes se desarrollan en base sólido de beneficios mutuos, con tenacidad interna y fuerza resistente a la presión externa. Gracias a esto, la determinación y convicción de cooperación entre ambas partes nunca se afectan por murmullos y argumentos en su contra. Con las nuevas vitalidades introducidas en las cooperaciones bilaterales por la V Reunión de la Secretaría Técnica de la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela, sostenida hace poco tiempo en Caracas, los dos países van a fortalecer las cooperaciones prácticas en todos los aspectos con mejores calidad y eficacia, en beneficio de ambos países y ambos pueblos.

Venezuela es un país importante de América Latina y juega un papel importante en los asuntos tanto internacionales como regionales. Teniendo lugar estos días en la hermosa Isla Margarita, la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) constituye otra plataforma importante, donde los países en vías de desarrollo se reúnen a buscar cohesión de  consensos y oportunidades de cooperación. China, en calidad de país observador del Mnoal, brinda todo su apoyo a la celebración de la Cumbre en Venezuela. Durante más de cincuenta años, China siempre ha sido un buen amigo y socio del Mnoal, luchando conjuntamente con Mnoal contra viento y marea y con toda solidaridad. Ambas partes son fuerzas positivas para la promoción de la paz y desarrollo del mundo. Ante la nueva coyuntura mundial, China reafirma su naturaleza y posición como país en vías de desarrollo y seguirá su coordinación y unión con los otros países de la misma índole, profundizando la amistad tradicional, reforzando la cooperación de  beneficios mutuos y protegiendo los intereses en común, con el objetivo de promover un orden internacional más justo y adecuado y construir una economía mundial creativa, activa, interconnectada e inclusiva, en bienestar común de los pueblos de todo el mundo.

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: http://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=28980

Comentarios estan cerrados


divisor 2

divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)