publicidad superior
Visto 251 veces

Venezuela Tiene Hambre

screenshot_4

El día a día del venezolano se ha convertido en una especie de reto a ver cómo logra sobrevivir, cómo logra superar los embates de la violencia, el desempleo, la merma de los pocos ingresos y sobre todo el cómo comer, el cómo alimentarse y alimentar una familia para lo cual, de acuerdo con el CENDA, se requerían Bs 333.295,31 para el mes de octubre y subiendo de acuerdo con la misma fuente 1,5 % diariamente.

 La escasez de alimentos en nuestro país es consecuencia de políticas erradas. La política de controles, control de cambio y de precios, de expropiaciones de empresas agroindustriales, de fincas en plena producción, entre otras, han originado esta grave situación que sufrimos los venezolanos.

Desde los inicios de los CLAP hemos señalado que esto sería un total fracaso, como en efecto lo es,  y en particular si estos se mantenían como una política permanente. Los mismos llegan una vez al mes y las últimas entregas vienen con menos productos y a mayor precio, impidiendo su compra por un número importante de familias al no contar con recursos económicos suficientes.

Más recientemente ante el fracaso de todos los planes implementados, el gobierno nacional  ha permitido la importación de alimentos de países vecinos, Colombia y Brasil, los cuales tienen un alto precio que dificulta su adquisición por parte de un significativo segmento de la población venezolana por percibir un ingreso que les impide comprarlos. Toda esta difícil situación es consecuencia de las infortunadas políticas económicas y de abastecimiento alimentario que han ocasionado que en ascienda como nunca la pobreza extrema, es decir los ingresos que perciben un porcentaje significativo de venezolanos no les permite alimentarse apropiadamente, por esta razón hemos visto en numerosos videos y reportajes como personas sin aspecto de indigentes buscan en las bolsas de basura restos de comida para poder alimentarse.

Este año, la inflación que contiene una parte de productos regulados se ubicará alrededor de 500%, al considerar sólo los productos no regulados la inflación superará el 1000%, de allí el deterioro del poder de compra. El fuerte incremento del dólar paralelo sin lugar a dudas influirá significativamente en más inflación, evidenciándose que los tiempos por venir serán aun de mayor dificultad para los venezolanos.

Es necesario entonces advertir la necesidad que la población venezolana de organizarse para enfrentar esta grave situación y la única solución definitiva es lograr un cambio por la vía democrática que permita a un nuevo gobierno implementar políticas públicas que corrijan la fuerte distorsión de la economía. La escasez de alimentos y la alta inflación de los últimos años ha derivado en mayor pobreza y pobreza extrema. La ruina de la familia venezolana es el resultado final de este modelo fracasado.


POR: JESÚS HURTADO POWER

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: http://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=31097

Comentarios estan cerrados


divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)