publicidad superior
Visto 299 veces

Vislumbran Deterioro Institucional, Anarquía Y Represión En Venezuela En 2017 Y Años Venideros

An opposition demonstrator with a Venezuelan national flag draped around her shoulders, holds a sign with a message that reads in Spanish; "Son, I keep fighting for Venezuela, so that you don't leave it, or sink with it," during a May Day march in Caracas, Venezuela, Friday, May 1, 2015. Pro-government and opposition workers marched today in the midst of the political and economic crisis prevailing in the country, with separate marches that took place to mark International Workers Day also known as May Day. (AP Photo/Ariana Cubillos)

“Maduro tiene la opción de salvarse a él, a los suyos y al socialismo, cuya imagen está destruyendo. La opción es negociar la salida de Maduro a cambio de salvoconductos. La tercera y cuarta opciones no son constitucionales: golpe o represión”, advierte el experto José Antonio Gil Yepez. ¿Va Venezuela de la anarquía a salida militar?

Especial/¿Qué pasará en Venezuela? ¿Hacia dónde marcha el país? y ¿Cuándo terminará esta pesadilla?, son preguntas que usted y otros se hacen en las colas, sean en mercados, bancos o en cualquier tertulia familiar y social.

Nadie tiene una bola de cristal. Predomina la incertidumbre, pero al hablar con José Antonio Gil Yepez, director de Datanálisis y presidente de la Asociación Civil Centro Democracia, las posibilidades de un acuerdo político para resolver la crisis política, social y económica lucen lejanas, por lo que avizora escenarios difíciles y duros entre 2017-2030 que, más que generar preocupación, deben servir de lección para poder revertirlos.

Gil Yepez escribió un libro titulado Escenarios de Venezuela 2017-2030, al cual Crónica.Uno tuvo acceso y pudo conversar con él.

El eje central de la investigación sobre 500 años de historia es determinar si hubo cambios políticos en el país. “En la evolución histórica de Venezuela hay 13 regímenes políticos-económicos, con una muestra de aparente volatilidad y cambios en la formas de organizar y dirigir el país. Sin embargo, cuando se comparan los principales rasgos de dichos regímenes se concluye: las características organizacionales son muy parecidas. La apariencia de cambio es que salen unos actores principales y entran otros. Cambia el quién pero no el qué hace, ni el cómo lo hace”, explicó el experto.hijo-4

Desde la colonia hasta la fecha, la situación tiene una similitud. “En lo político, las instituciones formales e informales que se han utilizado se caracterizan por la concentración del poder a través del gobierno de un pequeño grupo homogéneo y excluyente, la toma de decisiones en función de sus propios intereses, la acumulación de frustraciones, el surgimiento de otro grupo que se auto asigna el papel de reivindicador mesiánico y logra desplazar del poder al establecido. Cada uno de los cambios de régimen ha sido por vía no , incluyendo la violencia, con la sola excepción del régimen chavista que entró al poder por vía electoral, aunque luego siguiera el mismo patrón excluyente en su forma de gobernar”, señaló Gil Yepez.

La llegada de Hugo Chávez al poder en 1999 así lo confirma. “La revolución chavista es un claro ejemplo de un cambio para que nada cambie. Hugo Chávez, representante de una élite disidente del sistema, prometió un lifting mucho mayor que el de Caldera en su segundo gobierno, ofreciendo una limpieza o cambio total del sistema: una revolución. Pero nada más lejos de la realidad”.

“El régimen de Hugo Chávez y seguidores resultó en la reversión de todas las reformas que con grandes tropiezos, tardanzas y errores se habían emprendido en el régimen anterior y en la profundización de las mismas reglas de juego dirigidas a la concentración del poder, esta vez, en un autócrata, en vez de una partidocracia”.


A woman holds a poster that reads in Spanish "No more attacks on journalists" during a protest in Caracas, Venezuela, Tuesday, May 3, 2016. Press unions and human rights groups protested attacks against journalists and limits on the sale of imported newsprint. (AP Photo/Fernando Llano)

“De manera astuta y poco transparente, el expresidente fue develando sus proyectos como quien pela, capa por capa y poco a poco una cebolla, para hacer el sistema más presidencialista que nunca, más centralista, estatista, autocrático, populista y rentista. Un ejemplo más de un Escenario Autoritario-Rentista”, sostuvo el experto, añadiendo que el resultado de todo ello fue una sociedad más polarizada en la que unos se vieron sometidos y otros desarrollaron una alta arrogancia que, en síntesis, dejó una costura social corrupta y pobre.

“Hoy día, caída su principal fuente de ingresos, esta sociedad no tiene otra capacidad de respuesta que las primitivas soluciones históricas venezolanas: la salida del poder del sucesor de Chávez o la implantación definitiva de una dictadura en la que, como algunos representantes del mismo chavismo han confesado, se habría superado la etapa electoral de la Democracia”, expresó.hijo-2

¿De la anarquía a salida militar?

Al indagar sobre los escenarios 2017-2020, explicó que dependen de 9 “drivers” en el mediano plazo que tendrán variables de alto impacto y alta incertidumbre: ingresos petroleros, determinados en función del precio y del volumen de producción; el acceso a endeudamiento; la capacidad de resolver la crisis de desabastecimiento por vía de importaciones; el nivel de crisis socioeconómica; la articulación de la oposición; el nivel de protesta por la crisis; la articulación interna del oficialismo ante la protesta; el tipo de respuesta del Gobierno ante la crisis y la protesta; y la respuesta de los militares ante la crisis y la protesta.

De allí, se derivan cinco escenarios:

1) Negociación: una eventual aceptación del Gobierno a cambiar sus políticas económicas significaría evolucionar hacia un escenario de Negociación gobierno-empresa para rescatar la producción, el bienestar socioeconómico y la legitimidad de gestión del Ejecutivo. Pero esto no es, al menos todavía, lo que el Gobierno está haciendo, a pesar del de su nivel de aprobación de gestión, ni los sectores de oposición tienen la articulación y la fuerza suficiente como para imponérselo.

2) Deterioro Continuado: el Gobierno está manteniendo la esperanza de que suban los precios petroleros, conseguir préstamos o desarrollar rápidamente el Arco Minero como fuentes de renta y de allí recuperar la holgura para mantener las políticas económicas que generan la crisis. Este sería el Escenario de Deterioro Continuado en el que el país casi siempre se ha ubicado desde 1974 y en el que continuamos, aunque con visos de estar derivando hacia el siguiente escenario.

3) Deterioro Acelerado o Anarquía: el escenario de Deterioro Continuado se puede agravar si el Gobierno no negocia ni consigue fuentes de ingreso adicionales ni tampoco se topa con una oposición cohesionada capaz de removerlo del poder. Este escenario sería el de Deterioro Acelerado o Anarquía.

4) Escenario de Represión: si el deterioro continua o se acelera y surge una fuerte oposición que amenace la estabilidad del grupo de poder, este último puede recurrir al sector militar en búsqueda de apoyo por vía de la represión.

5) Escenario de Salida: si el sector militar no estuviese dispuesto a servir de punta de lanza y asumir las responsabilidades de la represión, se puede voltear la suerte del Gobierno en dos vías: los militares condicionan su apoyo al Gobierno a que este último negocie con los sectores empresariales las políticas económicas a aplicar para recuperar el abastecimiento y bajar la protesta —regreso al Escenario de Negociación— o los militares se pueden voltear contra el Gobierno y pedirle la renuncia para evitarse ellos tener que pagar el costo de los crímenes de lesa humanidad que significa reprimir para controlar al pueblo en la calle. Este sería el Escenario de Salida del equipo gobernante, muy parecido en su evolución a la renuncia del presidente Chávez en abril de 2002.

Gil Yepez sostiene que los escenarios mencionados 2017-2030 están sujetos, en gran medida, a factores que se encuentran en pleno desarrollo:

A) Escenario Autoritario-Rentista Profundizado: unos partidos de oposición desarticulados no tendrían el poder de presionar al Gobierno para negociar el cambio de sus políticas ni la aplicación de las previsiones constitucionales para revocarle el cargo al Presidente en 2016 y cambiar de régimen. Esto le daría paso a la prolongación del Escenario Autoritario-Rentista que el actual grupo gobernante está empeñado en profundizar para arruinarnos y sentar así las bases para dominarnos. Esto no puede ocurrir sin una alianza cívico-militar, que en realidad es más militar que cívica. Ello generaría más eventos en los que el observador se pregunta ¿quién manda aquí? Dejando ver que al sector militar no le interesa tomar el poder ni poner en evidencia que ya lo tiene. En este escenario habría concluido la etapa electoral de la democracia venezolana.hijo-5

B) Escenario Partidocrático: este escenario surge del nacimiento del nuevo gobierno pero no de un nuevo sistema político económico que supere el Escenario tradicional venezolano Autoritario y Rentista por uno de Pluralismo y Producción. Unos partidos articulados entre sí, pero sin relaciones de interdependencia con los demás sectores nacionales, pueden desplazar a Maduro y mantenerse en el poder con dificultades crecientes si tienden a instalar alguna versión de la partidocracia del régimen de AD y Copei. Un avance insatisfactorio de dudosa sostenibilidad en el mediano plazo.

C) Escenario Pluralista-Producción: este escenario surge de un movimiento formado por la articulación de los partidos democráticos, cohesionados entre sí y con el resto de los sectores nacionales. Representa un nuevo sistema político-económico, más democrático que la partidocracia del Pacto de Punto Fijo, caracterizado por un pluralismo efectivo. Este movimiento reemplazarían a Maduro y al chavismo con mayor facilidad que la coalición parcial anterior y tendería a conducir el país hacia una sociedad pluralista y de producción exitosa y sostenible.

¿Cuáles son las salidas de Maduro? ¿Qué puede pasar y cuándo?

El especialista en encuesta responde:

“La desestabilización del sistema genera la enorme oportunidad de cambiar un sistema que, históricamente, solo cambia por ruptura en la medida que ha sido autoritario y no acepta críticas. La mejor opción es la de romper esta trayectoria de casi dos siglos por una negociación que condicione al gobierno de Maduro a cambiar drásticamente sus políticas económicas si quiere quedarse en el poder. De esta manera, Maduro tiene la opción de salvarse a él, a los suyos y al socialismo, cuya imagen está destruyendo.

La segunda opción es negociar la salida de Maduro a cambio de salvoconductos. La tercera y cuarta opciones no son constitucionales: Golpe o Represión; ni tampoco serán las que generen un cambio verdadero hacia un Escenario Pluralista y de Producción porque tanto un golpe como la represión son manejados por minorías que siempre han gobernado para sí mismas y para explotar a las mayorías, sin importar el disfraz militarista, derechista o revolucionario que se pongan”.

Y, ahora, ¿usted qué opina?

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: http://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=31794

Comentarios estan cerrados


divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)