publicidad superior
Visto 95 veces

Cinco claves que propiciaron la victoria del Real Madrid

fbl-eur-c1-realmadrid-atletico_6e4465c0-2f6e-11e7-aae9-524ad91d2809

CHAMPIONS LEAGUE// Muchos factores se pueden enumerar, pero en un encuentro en el que los blancos actuaron como un coro; entre la pizarra de Zidane, la falta de ella en los de Simeone o la actuación de Cristiano Ronaldo se puede resumir un partido que dominaron de cabo a rabo.

Un Cristiano Ronaldo descomunal

La causa principal del triunfo merengue fue sin duda Cristiano Ronaldo. El portugués tuvo una noche mágica en la que una vez más, cerró bocas de los que le dicen que está acabado. Con un hat-trick espectacular tumbó al siempre difícil Atlético y además elevó sus números en la tabla de goleadores.

En esta edición de Champions llegó a 10 goles, a solo uno de Messi (11) que lidera la tabla; arribó a 103 goles en Champions y 106 en todas las competiciones de clubes en UEFA. La máquina de Funchal ha marcado ocho de los nueve últimos goles del Madrid en Champions, todos en instancia de cuartos y semifinal, apareciendo en un momento clave y siendo factor fundamental en la victoria merengue.

El plan de Zidane anuló al Atlético

Lo de la suerte de Zidane ya no cuela, porque ganar tantos partidos no puede ser casualidad. En este duelo directo contra Simeone tuvo una propuesta táctica que opacó en todo al planteamiento del argentino. El rombo en la mitad con Isco liberando la presión que se trató de ejercer a Modric y Kroos fue elemental; el esfuerzo desplegado por todas las líneas que anuló al centro del campo rojiblanco que no sabía cómo repartirse para defender y atacar; también los constantes cambios de posición de Cristiano, Benzema e Isco desarticuló a la defensa completamente.

Los colchoneros en el primer tiempo solo chutaron una vez, y no fue entre los tres palos; mientras que los blancos lo hicieron hasta en 12 oportunidades. Si hubiesen sido más acertado se estuviese hablando de un resultado más abultado.

Por supuesto, el ataque repetido por la derecha y los cambios de la segunda parte fueron vitales, pero esos son otros puntos.

Sin ataque y sin defensa colchonera

Tanto el férreo accionar en defensa, cómo el oportunismo crucial en ataque del Atlético de Madrid fueron totalmente desarticulados por los de Zidane. Pese a que los colchoneros fueron los que más corrieron en el Santiago Bernabéu, lo hicieron de forma infructuosa porque el balón e movió como lo quiso el Madrid y ellos allí no pudieron evitarlo. Los repetidos errores y de figuras como Koke y Gabi propiciaron el descontrol en el centro y el poco atino de la defensa en parar a Cristiano y los suyos fue evidente. Lucas Hernández fue el que más sufrió, pero un lento Savic siempre colaboró para que el portugués hiciera su hat-trick.

En ataque no fue mejor. Carrasco lo intentaba, pero en el último momento tomaba la peor decisión; Griezmann trabajó pero Varane estuvo formidable para secarlo y no permitir que le llegaran balones; y Gameiro que venía de un partidazo ante Las Palmas prácticamente no apareció. No hubo chances claras de gol y eso le hizo todo más fácil al Real Madrid.

La banda derecha de los rojiblancos

Lucas Hernández todavía debe estar soñando con los Cristiano, Marcelo, Asensio, Isco… el defensor rojiblanco actuó de lateral derecho de emergencia y aunque no desentonó el poderío de ataque que expresó el Madrid fue tan grande y concentrado por su banda, que todas las miradas caen en él.

El mensaje de Zidane fue claro y los jugadores lo cumplieron a rajatabla. Casi todas las embestidas se concentraron por allí y el que más disfrutó fue Marcelo, que liberado ante la posibilidad de que lo atacaran, subió a sus anchas para hacer diabluras. Asencio remató la faena con su velocidad en la segunda parte y se aprovechó de una banda derecha que claramente fue la gran debilidad de los rojiblancos.

Los cambios de unos y otros

Zidane parecía tener todo planeado, esto por lo que se vio en el partido. Salvo el cambio de Nacho por Carvajal, por la lesión del lateral, todos los cambios del técnico del francés fueron con propósitos claros. Asencio entró por un buen Isco para moverse en la frontal del área, además de por la parte izquierda madridista y seguir volviendo loco al pobre de Lucas Hernández. Lucas Vázquez entró por Benzema, posicionándose por la banda derecha, con eso ensanchó el campo, movió a Cristiano a delantero centro y buscó aprovechar siempre su rapidez en una contra; todo eso se combinó para forzar ese tercer gol del luso precisamente a pase del gallego.


Hasta el cambio de Nacho dio más seguridad a una zaga que se vio un poco atacada por el Atlético a inicios de la segunda parte, eso hasta la intervención de Simeone. El “Cholo” no leyó bien el partido, porque cuando su equipo estaba intentado sobresalir apagó toda posibilidad con el único que tenía las luces encendidas en el mediocampo: Saúl Ñíguez. Ni Gaitán fue el revulsivo que quería por una banda, ni Torres logró tocar un balón cuando entró poco después y Correa no aportó peligro a un ataque bien controlado. Simeone no acertó en sus cambios, más bien le facilito las cosas a Zidane con sus decisiones, propiciando un resultado muy desastroso en las aspiraciones colchoneras.

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: http://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=37392

Comentarios estan cerrados


divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)