publicidad superior
Visto 211 veces

Alimentos “importados” están compitiendo con los regulados que son ‘bachaqueados’.

Harina de maíz de la marca PAN envasada en Colombia es traída a Venezuela por algunos empresarios para aplacar la escasez del rubro.

de maíz de la marca envasada en es traída a Venezuela por algunos empresarios para aplacar la escasez del rubro.

*Harina de maíz de la marca PAN envasada en Colombia es traída a Venezuela por algunos empresarios para aplacar la escasez del rubro. Debido al diferencial cambiario un kilo se vende en 1.200 bolívares, mientras que medio kilo se encuentra en Bs. 600.

*Rubros a dólar negro a rueda libre en el mercado

Sin freno, ni regulación y a tasa del mercado paralelo. Así están los precios de los productos de la cesta básica en los anaqueles de establecimientos privados marabinos.

Desde la harina hasta jabones de baño, crema dental y toallas sanitarias, —made in Colombia— y traídos desde Estados Unidos, se están viendo ya con mayor frecuencia en los anaqueles de comercios privados formales, pero a precios de dólar negro, que según fuentes ligadas al sector empresarial de la región “están autorizados por el Gobierno”.

Los PVP de estos artículos “importados” están compitiendo, incluso algunos son más ‘baratos’, que los mismos productos regulados que son ‘bachaqueados’, lo que evidencia el estallido del control de precios y de cambio en el país.

“Yo compré un jabón de baño Protex que viene de Colombia a Bs. 1.200 en un comercio privado y los bachaqueros lo venden entre 800 y 1.000 bolívares. Prefiero pagarlo en un comercio privado que a un bachaquero”, comentó Erika Pacheco, ama de casa.

Pero, Patricia García, también ama de casa, considera que “esos precios están depravados de caros y no los puedo pagar. Están iguales que en el mercado negro, pero autorizados por el Gobierno, es una locura. Mi bolsillo no soporta eso. Estoy optando por comprar los jabones artesanales”.

Al igual que los jabones, a la lista se suma la crema dental del vecino país a Bs. 1.200 Y 1.500, las toallas sanitarias entre Bs. 1.200 y Bs. 1.400 el paquete de 10; el paquete de papel sanitario entre  900 y 1.400 bolívares, la harina precocida colombiana en 1.100 bolívares.

El arroz, por ejemplo, se puede comprar en Colombia por el equivalente a unos 1.300 bolívares y se vende en el país cerca de 1.800 bolívares. Mientras que en el mercado negro el producto se puede conseguir hasta en 2.000 bolívares, una quinta parte de un salario mínimo mensual, cuando el precio del kilo de arroz regulado es de Bs. 120.

Pero no solo los productos colombianos se cotizan a tasa del dólar negro, sino también rubros hechos en el país ya han aparecido con nuevos precios ante la mirada  de las autoridades y con PVP marcado en el empaque o envase. Por ejemplo, el jabón de lavar líquido a Bs. 1.200; la leche en polvo descremada a Bs. 4.800; el café de medio kilo a

Bs. 1.800; el cartón de huevos a 3.200 bolívares, el aceite comestible a 1.600 bolívares; los granos como las lentejas (a 2.200 bolívares el medio kilo); la lata de atún pequeña en casi 2.000 bolívares, entre otros artículos.

“El propio Gobierno está desmontado el control de precios y está generando hambre. La inflación se está duplicando mensual y el empobrecimiento es masivo porque los salarios no alcanzan”, sostuvo el economista Orlando Ochoa. Aseveró que la situación económica es insostenible.  Dijo que “ya para el segundo semestre se va a descalabrar más la economía, no aguanta más”.

Según la firma Econométrica, el salario mínimo integral actual de Bs.33.636  (incluyendo el cestatique) compra menos de la mitad que el que se tenía en mayo 2007. Asimismo, la firma económica  señala que el consumo privado se contrajo 10,8% en el cuarto trimestre de 2015 y la caída continuó en 2016, contrayéndose en 11,7%.

Al respecto, el economista Henkel García aseguró que “hoy los venezolanos compran solo la mitad de lo que podían comprar hace un año. Lapso en que los precios en Venezuela se han multiplicado por cinco. El venezolano ha visto hoy cómo su calidad de vida se ha deteriorado como nunca”.

El también economista Ángel García Banchs ha señalado que ciertamente hay un “desplome del consumo por precios atados al artificial e impagable dólar negro”. “El estallido del control de precios sin del control de cambio no resolverá el problema, porque aunque caerá la demanda no aumentará la oferta”, ha reiterado García Banchs.

Harina de maíz de la marca PAN envasada en Colombia es traída a Venezuela por algunos empresarios para aplacar la escasez del rubro. Debido al diferencial cambiario un kilo se vende en 1.200 bolívares, mientras que medio kilo se encuentra en Bs. 600.

Fuente: Panorama 13-06-2016

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: https://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=24123

Comentarios estan cerrados


divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)