publicidad superior
Visto 130 veces

Falleció el Maestro Alirio Díaz a sus 92 años

Alirio Díaz, uno de los mejores guitarristas clásicos falleció este martes en Roma, Italia a los 92 años.

Nació en Venezuela el 12 de noviembre de 1923, fue un destacado guitarrista clásico y músico venezolano.

Díaz fue un destacado guitarrista clásico y músico venezolano

Díaz fue un destacado guitarrista clásico y músico venezolano

Luego de esos tres años de vida estudiantil, el joven Díaz se dirige a la ciudad de Trujillo, en donde va a dar comienzo definitivo a los estudios académicos de la música, propiamente lecciones de teoría, solfeo, saxofón y clarinete, bajo la dirección del conocido maestro, compositor y director de Banda, Laudelino Mejías.

Para éste y otras personalidades trujillanas, lleva cartas de recomendación de parte de Cecilio Zubillaga, en las cuales su mentor avizora el porvenir artístico de Alirio. En ese entonces, para ganar dineroel joven artista tuvo que aprender tipografía, mecanografía, inglés, corrección de pruebas periodísticas, pasando a ser guitarrista popular acompañante en Radio Trujillo y saxofonista en la Banda del Estado.

Siempre obedeciendo a los consejos de Cecilio Zubillaga, viaja a Caracas en septiembre de 1945, donde descubrirá las bases definitivas de su porvenir de músico.

Al ingresar a la Escuela Superior de Música “José Angel Lamas” tuvo como profesores a los maestros Pedro A. Ramos en Teoría y Solfeo, Juan Bautista Plaza de Historia y Estética de la Música, Raúl Borges de Guitarra, Vicente Emilio Sojo y Primo Moschini en Armonía. Como ejecutante de clarinete es acogido en las filas de la Banda Marcial Caracas que dirigía el Maestro Pedro Elías Gutiérrez y el maestro Sojo lo incorpora en la fila de los tenores del Orfeón Lamas. Pero su modus vivendi quedó resuelto cuando los músicos populares de la esquina de la Torre y de la orquesta de César Viera en la Radio Tropical lo llamaron para realizar trabajos profesionales, a lo cual se añadió un pequeño subsidio que, gracias al maestro Sojo, le fue otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.

No titubeó el gran maestro desde apenas lo conoce y lo oye en aclamarlo como el mejor de los estudiantes que habían desfilado por la Academia, lo cual equivalía a considerarlo como la mejor promesa de la guitarra en el mundo.

En efecto un par de años más tarde Alirio llega a ser no sólo el discípulo del maestro sino su asistente y sustituto en la propia Academia Chigiana.

Bajos tales auspicios artísticos se expanden sus actuaciones por toda la República Italiana, a la cual contribuyen de modo determinante sus amigos, mecenas y colegas del arte musical, además de los autores venezolanos Raúl Borges, Vicente Emilio Sojo y Juan Bautista Plaza.

Casualmente fue este último quien por primera vez lo presentó formalmente al gran público de Roma en un recital auspiciado por el poeta y embajador venezolano Alberto Arvelo Torrealba.

Descubriendo en Italia una segunda patria, desde allá viaja por todo el continente europeo siempre por motivos inherentes a la profesión artística. Son ininterrumpidas sus peregrinaciones por los cinco continentes por donde aparece actuando, como solista y con grupos sinfónicos bajo la dirección de directores como Sergiu Celibidache, Leopold Stokowski, Antonio Estévez,Andre Kostelanetz, Rafael Frühbeck de Burgos, José Iturbi, entre otros.

Durante estas actividades, Alirio fue tomando conciencia del alto valor de las manifestaciones musicales populares, y siguiendo las huellas de Vicente Emilio Sojo, en sus viajes a Venezuela dedicaba gran parte de su tiempo a la recopilación de cantos de origen popular, muchos de los cuales, luego de cuidadosas armonizaciones guitarrísticas eran -y siguen siéndolo- interpretadas ante públicos de todo el mundo.

De las mismas quedan ediciones y grabaciones discográficas. También se destacan las investigaciones realizadas desde un punto de vida crítico, analítico y musicológico sobre el mismo argumento popular, gran parte de los cuales publicó en su libro “Música en la vida y lucha del pueblo venezolano” y en diversos periódicos y revistas venezolanas.

Buena parte de estos trabajos están también reflejados en su obra autobiográfica “Al divisar el humo de la aldea nativa”.

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: https://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=25234

Comentarios estan cerrados


divisor 2

divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)