publicidad superior
Visto 90 veces

Termina el primer día de negociaciones de paz en Siria sin avances claros

Mesa de negociaciones en Astaná

Mesa de negociaciones en Astaná

***AFP/ El primer día de las negociaciones de paz en Siria entre emisarios del presidente Bashar al Asad y los rebeldes, que se llevan a cabo en Astaná, terminó este lunes por la noche sin avances claros.

Estas conversaciones se producen en un nuevo contexto en Siria en los últimos meses, tras la decisiva intervención militar rusa en apoyo del régimen y la progresiva pérdida de influencia de Washington.

Al término de la primera jornada de negociaciones, los representantes de ambas delegaciones anunciaron que las discusiones del día habían finalizado.

“Las reuniones de nuestra delegación terminaron”, declaró a la AFP una fuente cercana a los negociadores del régimen. Un portavoz de los rebeldes, Yehya al Aridi, lo reiteró.

“No hay más reuniones hoy (lunes), pero los dos bandos trabajan sobre temas relacionados con el refuerzo del alto el fuego”, instaurado el 30 de diciembre, afirmó Al Aridi.

La delegación rebelde mantuvo conversaciones con los turcos, que los apoyan en el conflicto, pero también con los rusos, aliados del régimen de Damasco, y con la ONU.

Estas reuniones fueron “largas y productivas”, señaló Al Aridi, agregando que se debatió “en profundidad” sobre los “problemas políticos” en Siria con el enviado de Moscú.

Las negociaciones había empezado a media mañana en el hotel Rixos de Astaná.

Los rebeldes decidieron en el último minuto no hablar directamente con los representantes del régimen, a pesar de que para la ceremonia de apertura se encontraban todos alrededor de una gran mesa.

Los encuentros que tendrán lugar el martes también se harán “a través de una mediación”, añadió Al Aridi.

“Para que se alcance un alto el fuego, para que el baño de sangre cese, para que las tropas extranjeras y las milicias abandonen la tierra siria (…) haremos todo lo necesario, puede hacerse”, estimó.

-Siria sin avances claros-

El primer día de las negociaciones de paz en Siria entre emisarios del presidente Bashar al Asad y los rebeldes, que se llevan a cabo en Astaná, terminó este lunes por la noche sin avances claros.

Estas conversaciones se producen en un nuevo contexto en Siria en los últimos meses, tras la decisiva intervención militar rusa en apoyo del régimen y la progresiva pérdida de influencia de Washington.

Al término de la primera jornada de negociaciones, los representantes de ambas delegaciones anunciaron que las discusiones del día habían finalizado.

“Las reuniones de nuestra delegación terminaron”, declaró a la AFP una fuente cercana a los negociadores del régimen. Un portavoz de los rebeldes, Yehya al Aridi, lo reiteró.

“No hay más reuniones hoy (lunes), pero los dos bandos trabajan sobre temas relacionados con el refuerzo del alto el fuego”, instaurado el 30 de diciembre, afirmó Al Aridi.

La delegación rebelde mantuvo conversaciones con los turcos, que los apoyan en el conflicto, pero también con los rusos, aliados del régimen de Damasco, y con la ONU.

Estas reuniones fueron “largas y productivas”, señaló Al Aridi, agregando que se debatió “en profundidad” sobre los “problemas políticos” en Siria con el enviado de Moscú.

Las negociaciones había empezado a media mañana en el hotel Rixos de Astaná.

Los rebeldes decidieron en el último minuto no hablar directamente con los representantes del régimen, a pesar de que para la ceremonia de apertura se encontraban todos alrededor de una gran mesa.

Los encuentros que tendrán lugar el martes también se harán “a través de una mediación”, añadió Al Aridi.

“Para que se alcance un alto el fuego, para que el baño de sangre cese, para que las tropas extranjeras y las milicias abandonen la tierra siria (…) haremos todo lo necesario, puede hacerse”, estimó.

Estas negociaciones son las primeras entre Damasco y los jefes rebeldes con varios miles de combatientes bajo sus órdenes y con control efectivo de territorio sirio.

La oposición política se limitó esta vez a un papel de consejera.

Las dos partes afirmaron en sus declaraciones iniciales que esperaban que este encuentro refuerce el alto el fuego, en vigor desde el 30 de diciembre tras una mediación ruso-turca que tuvo como consecuencia la reducción de la violencia, a pesar de violaciones regulares de la tregua.

La delegación rebelde insistió en “el cese de las operaciones militares” y en la mejora del ingreso de la ayuda humanitaria para la población civil, según Osama Abu Zeid, uno de los portavoces.

Los rebeldes también pidieron que las milicias iraníes, lideradas por Hezbolá, que combaten junto a las tropas de Al Asad, así como los combatientes kurdos del Partido de la Unión Democrática (PYD), sean designados “grupos terroristas”.

Facebook Comments
Comparte...Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone

URL: https://www.diarioelnacionalista.com.ve/?p=32251

Comentarios estan cerrados


divisor 2

divisor 2

EN TWITTER

Galería de fotos

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) DIARIO EL NACIONALISTA C.A. 2017 | Rif: J-30174859-0 | DISEÑO Y MANEJO POR: DPTO. CREATIVO. (creativo@diarioelnacionalista.com.ve)